Páginas vistas en total

viernes, 18 de noviembre de 2011

(El post de hoy con un poco de humor, que falta nos va a hacer) EL PROBLEMA DE LAS CAMPAÑAS ELECTORALES.

Un hombre que murió se encontró ante esa luz blanca que define la llegada al más allá, al cruzarla encontró a un ujier que le preguntó:
 
-         Usted puede elegir entre el cielo o el infierno.
-         - ¿Pero, es posible elegirlo?
-        
     - Realmente el hecho de que usted se haya portado bien o mal no es el motivo que determina dónde pasará usted la eternidad. Hemos decidido que usted no pueda culpar a nadie de esa decisión y por consiguiente usted puede elegir.

-         Pero como elijo si no sé cómo es uno y el otro.
-         No se preocupe. Hoy se le mostrará el infierno y mañana el cielo, después usted tendrá que elegir.

Efectivamente, un botones lo acompañó a las puertas del infierno, al abrirse observó un magnífico campo de golf situado ante una paradisíaca playa. La gente que se hallaba allí jugaba al golf, tomaban el aperitivo en las múltiples terrazas, o simplemente tomaba el sol y se bañaba en un apacible y trasparente mar. Por la noche le proporcionaron una magnífica cena con caviar y langosta, asistió a un espectáculo musical con barra libre se tomó unos Talisker 18 años y finalmente acabó la velada con una de las mujeres más bellas de la fiesta.

Por la mañana, lo recogieron y lo acompañaron a las puertas del cielo. Al abrirse se oía una magnífica sinfonía, allí todo era paz, la vegetación exuberante con muchísimas frotas en los árboles, un lago de agua fresca y cristalina. La gente tocaba el arpa y bebía zumos de frutas, asistió a una sesión de meditación realmente relajante , por la noche cenó unas increíbles frutas, asistió a un concierto de clásica y finalmente durmió en un colchón de extremada suavidad.

Al día siguiente le preguntaron: - ¿Ya ha tomado usted una decisión?,

Él rápidamente contestó: - Miren, he quedado extrañado que los dos lugares sean tan maravillosos, pero para pasar toda la eternidad prefiero el infierno.

Volvieron a acompañarle a las puertas del infierno. Al abrirse, un intenso olor a azufre le impactó, se encontró ante un panorama atroz con fuego por todas partes y las personas gritaban de dolor al quemarse.

-Pero no puede ser, hace dos días estuve aquí y esto era completamente diferente.

El diablo que se encontraba en la puerta le dijo:

- Bien, es que hace dos días estábamos en campaña electoral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario