Páginas vistas en total

viernes, 19 de agosto de 2011

LOS FALACIAVIRUS COMO CAUSA DE LA DIARREA MENTAL. Primera parte: Infección por F. divinorum. y F. justiciae.

Hay gente que en cuanto piensa “la caga”, este cuadro no se provoca específicamente por pensar, sino como consecuencia de la interacción de los falaciavirus en el curso del pensamiento. Algo parecido a algunos enterovirus en el proceso digestivo, en donde también pueden provocar diarrea, en este caso de origen intestinal.

Las falacias o falaciavirus: “Una falacia es un argumento falso con apariencia de verdadero que nos puede inducir a error” Las falacias al igual que las creencias no son autocuestionadas y este hecho puede provocarnos graves errores en la toma de decisiones.

Falaciavirus divinorum. FALACIA DE LA RECOMPENSA DIVINA:

Tenemos tendencia a pensar que los esfuerzos se deben recompensar. La realización de un gran esfuerzo para la obtención de un objetivo, produce una recompensa interna “logro” pero muchas veces pensamos que los demás también lo han de valorar, reconocer y recompensar, y no lo hacen. En muchas ocasiones los demás no valoran como importantes ni nuestros objetivos ni nuestros esfuerzos. Esta creencia continua afectándonos desde nuestra cultura judeo-cristiana, debido a la garantía de recompensa por nuestros sacrificios, pero hemos de tener claro que esta recompensa se obtiene en “la otra vida”. Por tanto cuando nos afecte este falaciavirus y no nos sintamos recompensados o agradecidos por los demás tras un esfuerzo o un logro por nuestra parte, tenderemos a inhibirnos ya que ese objetivo falaz no cumplido provocará inhibición.

“He de ser capaz de motivarme con el logro, ya que si espero recompensas, pueden inutilizarme los envidiosos”

Síntomas asociados a la diarrea:

·        Mirarse de forma compulsiva en el espejo, en los casos más graves guiñarse el ojo.
·        Utilización del “soy” antes de cualquier adjetivo calificativo asociado a sentimientos de superioridad. Ejemplos: “soy muy bueno”, “soy el mejor” etc.
·        En los casos de extrema gravedad llegan a defecar “narcisos”. Se debe hacer diagnóstico diferencial con los que ya han nacido con “una flor en el culo”.

Falaciavirus justiciae. FALACIA DE LA JUSTICIA.

Tenemos tendencia a tipificar como justo el cumplimiento de nuestros deseos. Las personas consideran justo un premio en relación a un sorteo, pero la visión de los demás es que ellos tenían el mismo derecho a ese premio y por tanto pueden considerar injusto que no sean los agraciados. Delante de un posible ascenso o aumento del sueldo tendemos a pensar que es injusto que no nos lo concedan.

Es peligroso utilizar el término “justicia” fuera de los ámbitos judiciales.

Hay que manifestar tanto internamente como externamente lo que se necesita o se quiere sin vestirlo con la falacia de la justicia.

Una fórmula para poder evaluar si es válido nuestro análisis de los que está bien o mal, es poder argumentar la situación antes de que se produzca ya que los peligros de evaluarlo después están en que “ya está hecho” y en que si somos suficientemente hábiles, seremos capaces de justificar lo hecho.

La utilización o no de la falacia de la justicia habitualmente se relaciona con el nivel de conciencia moral que tengamos. Los niveles preconvencionales evalúan lo bueno y lo malo en relación a si les gusta o no, los convencionales actúan por comparación y pertenencia, es decir deciden si  es bueno o malo en relación a si lo hacen la mayoría de los demás. Es preciso un nivel de conciencia moral postconvencional para tener la capacidad de dotar de argumentos el análisis.

“Lo bueno ha de soportar el método experimental, ha de ser bueno hoy y mañana, ha de ser bueno para mí y para los demás y esto ha de suceder todas las veces que lo haga”

* Para su inclusión específica en la falacia de la justicia, cambie bueno por justo.

Síntomas asociados a la diarrea:

  • Utilización compulsiva del vocablo “YO”.
  • Cambio sistemático de las acepciones: necesito, preciso, agradecería, me hace falta, etc. por “QUIERO”.
  • Como pueden suponer uso repetitivo de la combinación de las dos anteriores: “YO QUIERO”.
  • Pataletas asociadas a la no consecución de lo deseado.
  • En los casos más graves se provoca diarrea y pataleta al mismo tiempo, con lo que no arriendo las ganancias a los que presencien el hecho.

1 comentario: